Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO II
La segunda parte de la más extraña trilogía de la literatura fantástica, publicada por entregas.
« Blog
« CCXX
02 de Septiembre, 2013    General

CCXIX

CCXIX

      Octubre fue un mes tan inusualmente frío, que ya en los primeros días hubo nevadas fuera de época, como un anticipo del terrible invierno que se venía encima y como un preludio de los tiempos adversos que se le venían encima, también, al propio Balduino. El primer día que los Jungene Kveisunger se hicieron a la mar para proseguir su labor en los canales, no tardaron en volver inmediatamente a tierra en sus barquichuelos, y el pelirrojo creyó, al principio, que debía ser peligroso navegar en un mar tan embravecido como lo estaba aquel día. Pero apenas Hendryk puso pie en tierra entre los excitados y algo asustados Jungene Kveisunger, aclaró que era muy otro el motivo de tanto revuelo: no había seguridades, pero al parecer un solitario Jarlwurm se aproximaba desde el Este. Esto parecía muy improbable, toda vez que la guerra contra los reptiles se libraba precisamente en dirección contraria, en Andrusia Occidental. Pero a la vez no era enteramente imposible, porque seguía sin conocerse, hasta donde sabía Balduino, el paradero del ambiguo Bermudo; así que el pelirrojo reunió a su tropa y les dio rápidamente instrucciones:

      -Es posible que Bermudo no ataque, porque su postura, desde el comienzo de la guerra, fue pacifista. Pero aparte de que no sabemos si se trata de él, la última vez se lo vio participando de un ataque a Drakenstadt. Si intenta arribar a estas costas, peor para él. Tenemos los medios para liquidarlo y lo haremos. Me disgusta un poco, será una lucha despareja; pero por otra parte, si va con sus congéneres y les cuenta cuán desprotegida está aún Freyrstrande, libraremos una lucha aún más despareja, y esta vez seremos nosotros quienes llevaremos las de perder; si bien, perdiendo o ganando, estaríamos en condiciones de dejarles un regusto amargo. Recordemos que Bermudo puede confundir su figura en el medio que lo rodea, según se dice. Aquí casi no hallará con qué mimetizarse, lo rodea sólo agua, pero quizás pueda hacerse transparente, o cosa por el estilo, no sabemos. ¡A sus puestos todo el mundo!

          No había tiempo para más que armarse debidamente y ocupar las respectivas posiciones, que Balduino tenía siempre asignadas en previsión de algo así, y que cada tanto iba modificando a medida que hallaba disposiciones más convenientes. Lo sorpresivo del suceso hizo que sonara directo y valiente, y hasta ahí, lo fue realmente; pero desde aquel día no volvería a ser el mismo, y viviría bajo la sombra de un secreto temor que se agigantaría en forma alarmante durante el agónico compás de espera previo a la Batalla de Freyrstrande, amenazando con fagocitarlo. Porque ese día, por primera vez, descubrió su propia vulnerabilidad.

         En efecto, en el pasado, combatir le había sido infinitamente más fácil por estar muy desapegado de su propia vida, que le era ingrata, y por estar más concentrado en sus sueños de gloria militar que en su presente. Eso lo había hecho frío y decidido. Ahora era distinto. Tenía una hermosa vida, la amaba; y la gloria militar, si de él dependía, podía irse al mismísimo Infierno.

        Y para colmo, no hacía tanto que había muerto Evaristo, el líder de los Príncipes Leprosos apostados en la desembocadura del Viduvosalv. ¿Qué le había dicho después de darle la bendición?: Recuerda resistir, incluso cuando toda esperanza parezca inútil. La esperanza no parecía inútil en este momento. Había muy buenas posibilidades de vencer... Y sin embargo, un súbito terror había nacido en él, y amenazaba salirse de control. Cierto, había luchado antes, siempre había vencido; pero entonces se enfrentaba a contrincantes humanos, mientras que ahora era un monstruo el que vendría a su encuentro, un poderoso dragón que, si triunfaba, no le dejaría la menor ocasión de revancha. Su primera derrota se convertiría entonces en la definitiva.

         Sintió un sudor frío escurriéndosele desde su frente. Intentó calmarse. Pensándolo bien, si un Jarlwurm merodeaba por los alrededores, mejor que se acercara: lo matarían, sin duda. Quizás, atento a que se lo esperaba en pie de guerra, no atacara enseguida. Tal vez permaneciera en las cercanías, y regresara durante la noche, esperando tomarlos por sorpresa... Lo que no ocurriría: permanecerían en máxima alerta.

           Así, de a poco, fue recobrando algo de coraje a medida que la siniestra silueta se acercaba desde el horizonte. Inevitablemente, pensó en Gudrun. Mentalmente, le dedicó a ella la lucha que se avecinaba. Si moría en combate, sería también por ella. ¡Cuánto hacía que no la veía!... Claro que, de haber podido verla en ese momento, no lo habría hecho: ella hubiese notado su miedo. ¿Qué habría dicho entonces?: Señor Cabellos de Fuego, bien valiente erais con las abejas, pero no os atreveis con los Wurms a los que veníais a combatir. Claro que, teniendo en cuenta vuestro éxito con las abejas... Sonrió al imaginar la escena, y su dignidad lo desembarazó de los últimos temores. ¿Conque él no se atrevía contra un único estúpido Wurm tan imprudente como para ponérsele a tiro?... No imaginaba aquel monstruo en qué lío se estaba metiendo.

          En ese momento se oyó la voz colérica e indignada de Ursula: 

        -HENDRYK, MÉTETE TU VISTA EN EL CULO, Y LO MISMO TUS JUNGENE KVEISUNGER. ¡IMBÉCILES!... ESO NO ES NINGÚN JARLWURM, ES EL HÖJVAR.

Palabras claves , , , ,
publicado por ekeledudu a las 14:42 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
· CCXX
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Esteban Ferreyra

Soy un escritor muy ambicioso en lo creativo, y de esa ambición nació EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO, novela fantástica en tres volúmenes bastante original, aunque no necesariamente bien escrita; eso deben decidirlo los lectores. El presente es el segundo volumen; al primero podrán acceder en el enlace EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I: INICIO. Quedan invitados a sufrir esta singular ofensa a la literatura

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Abril 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (270)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
» EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I: INICIO
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad