Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO II
La segunda parte de la más extraña trilogía de la literatura fantástica, publicada por entregas.
« Blog
« CCXXI
02 de Septiembre, 2013    General

CCXX

CCXX

       Nunca había hablado mucho Ursula del Höjvar ("Majestad"), aunque unos pocos creyeron crecordar, y ella no tardó en confirmarlo, que así se había bautizado a cierta nave de guerra que el Rey de Kaldern, su padre, usaba con fines ceremoniales. Tratábase de un drakkar, tipo de embarcación ya en desuso. Balduino recordaba que en Drakenstadt, no estando familiarizados con tales barcos, al principio, viendo desde lejos a los Jarlewurms, se los había tomado por drakkars. Ahora, a la inversa, un drakkar había sido confundido con un Jarlwurm, y si bien Hendryk y los Jungene Kveisunger quizás no hubieran visto un drakkar en toda su vida, lo cierto es que menos aún habían visto un Jarlwurm; así que era comprensible y excusable su error. Balduino, sin embargo, había visto a aquellos monstruos, aunque de lejos, y se daba cuenta de que eran bastante diferentes de los drakkars, aun cuando éstos tuvieran sus proas rematadas en cabezas de dragones esculpidas en madera. Se le había dicho que se acercaba un Jarlwurm, y él lo había creído, y un creciente temor le había impedido razonar que aquella cosa tenía un cuello muy corto para ser un Jarlwurm; amén de que la disposición de las alas difería mucho de la del velamen de esa embarcación.

      Ahora que se daba cuenta, Balduino se sintió de pronto tan miserablemente gallina, que apenas pudo creerlo, y no se animó a decir palabra acerca de su falta de excusas para su confusión, aunque rompió a reír un tanto nerviosamente. Se avergonzó de que sólo Anders se adivinara tan avergonzado como él, si bien, según se verá, al menos Hijo Mío dio posteriores muestras de haber sentido miedo. Con la sola excepción de Adam, abúlico como siempre, y de Lambert, cuya edad y estado físico lo dejaban al margen de heroísmos aunque a la vez le inspiraban cierta indiferencia ante la idea de la muerte, el resto parecía decepcionado por la oportunidad desperdiciada. Ulvgang y Thorvald ignoraban qué era el temor, excepto, en el caso del primero, si era Tarian quien corría peligro; si los otros Kveisunger o los Björnson, aguerridos todos ellos, hubieran sentido algo de miedo, no lo confesarían así nomás. En todo caso, morir en combate era preferible a morir en prisión... ¿Ursula? ¿Ella, sentir miedo? Ridículo. Suerte que anatómicamente, y salvando el detalle en su entrepierna, estaba más cerca de ser varón que mujer. Todo eso era lógico y entendible, pero humillaba a Balduino que incluso los Jungene Kveisunger se hubieran mostrado impacientes por luchar, o que el aparentemente insignificante Ljottur, cuyo adiestramiento recién se iniciaba, hubiese tomado su propio manojo de jabalinas y tomado posición donde se le había ordenado, como disponiéndose a cumplir una orden cualquiera.

           -Habríamos vencido cómodamente a un Jarlwurm, señor Cabellos de Fuego-dijo a sus espaldas una voz que reconoció mucho antes de volverse hacia quien había hablado.

           Era Snarki. Los demás no les prestaban atención. Estaban muy ocupados lamentando el combate que no había sido o discutiendo con Ursula acerca de si realmente lo que se acercaba era el dichoso Höjvar y no un Jarlwurm.

          -Seguro, Snarki-contestó Balduino, algo intrigado por la expresión del hombre, tan misteriosa como su comentario; aunque a la vez se mantenía pendiente de la lejana discusión-. ¡TROPA!-exclamó, para atraer la atención general-. Que eso que se aproxima sea un drakkar, es una cosa; que realmente sea el Höjvar, otra muy distinta. ¡A no relajarse! Esa nave bien podría ser enemiga, aunque no imagino su procedencia en ese caso. Porque, ¿qué diablos tendría que hacer en estas aguas una nave extranjera y de carácter meramente protocolar?

           -¿No es obvio?-preguntó Arn-. Es una nave de Kaldern. Ursula es hija del Rey de Kaldern. Papá viene a buscar a su hija.

          -No seas idiota-lo amonestó Adam-. Con la hija que tiene, si Papá supiera dónde encontrarla, haría lo posible por olvidar el dato. Estoy seguro de que fue él quien hizo hundir la embarcación que nos la dejó aquí, de dudoso regalo.

                -Vuelve a llamarme idiota y te rompo la cara, escuálido.

         -Idiotaidiotaidiotaidiotaidiotaidiotaidiota...

         Arn podía no ser demasiado espectacular en lo físico, pero daba la impresión de que a Adam incluso Hansi estaba en óptimas condiciones de noquearlo. Así que ante la insolencia del larguirucho, rayana en la locura, Adler se apresuró a contener por el brazo a Arn, indicando por gestos que ni valía la pena gastarse en violencias.

           -Yo creo que nuestro Fúlnir tiene razón...-opinó, para apaciguar el ánimo del susodicho.

         -Otroidiotaotroidiotaotroidiotaotroidiota...

       -...¿Cómo se explica, si no, la presencia de un drakkar, una embarcación no tan corriente, justo aquí, donde está Ursula? ¡Es mucha casualidad!-concluyó Adler, ignorando la burla de Adam, a quien Arn miraba lleno de ideas asesinas.

           -Pero tampoco Adam deja de tener algo de razón-lamentó tener que opinar Balduino-. Hace más de un año que se hundió el Valhöll; ¿y recién ahora se acuerdan en Kaldern de buscar sobrevivientes?

           -¡Pues quizás recién ahora se enteren de que Ursula sobrevivió!-intervino Anders.

          -No. Quizás tú ni te hayas enterado, porque en esa época tú y yo seguíamos como perro y gato; pero yo mismo despaché un mensaje a Kaldern por medio del servicio de postas, estando Ursula con pulmonía aún, avisando de su presencia aquí.

         -¿Y qué te respondieron?-preguntó Arn, cruzándose de brazos en anticipado triunfo.

         -No hubo respuesta.

         -Bueno, ¿y eso no te pareció raro?-preguntó Arn.

         -Si fueras el menor de once hermanos, tampoco a ti te lo parecería, creeme. Además, tenía otras cosas en qué pensar. Para cuando me di cuenta de que existían padres diferentes de los míos, casi había olvidado que Ursula pudiera tenerlos. Y ahora que me acuerdo, no era el Rey de Kaldern el destinatario del mensaje...

           -¡Claro que no!-intervino Ursula, quien se había mantenido muy silenciosa y taciturna durante el último tramo del debate-. Te pedí que lo enviaras a nombre de Svend Svendson.

         -Misterio solucionado, entonces-concluyó Arn con autosuficiencia-: el tal Svendson codiciaba el trono de Kaldern, por lo que escondió bajo llave la carta de Ursula para fingir que ésta había muerto, hasta que el pobre viejo tuvo una sospecha, dio con el cofre donde se ocultaba la carta y así supo la verdad, aunque varios meses más tarde.

           -Pues a mí me parece-terció Ulvgang- que, o eres todo lo Drumb que asegura Adam, o lo es el tal Svendson, si guarda tan primorosamente las pruebas en un cofre, retando a los demás a descubrirlas, en vez de destruirlas como sería lógico. Más factible podría ser, si ese Svendson de veras codicia la corona de Kaldern, que ya haya tomado el poder y venga aquí a eliminar a la única sobreviviente de la dinastía a la que suplantó; pero ni siendo cruza con tortuga o con caracol tardaría tanto como lo ha hecho.

          -Fin de la discusión-cortó Balduino-. Ahora sabremos la verdad; pero mientras tanto, preparémonos por si hubiera lucha. Ursula: quédate a mi lado para confirmar que realmente se trate del Höjvar.
Palabras claves , , , ,
publicado por ekeledudu a las 16:15 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Esteban Ferreyra

Soy un escritor muy ambicioso en lo creativo, y de esa ambición nació EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO, novela fantástica en tres volúmenes bastante original, aunque no necesariamente bien escrita; eso deben decidirlo los lectores. El presente es el segundo volumen; al primero podrán acceder en el enlace EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I: INICIO. Quedan invitados a sufrir esta singular ofensa a la literatura

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Abril 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (270)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
» EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I: INICIO
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad